Noticias

Reforma Previsional: las mujeres serían las más beneficiadas

Reforma Previsional: las mujeres serían las más beneficiadas

Los datos son claros: el monto promedio de las pensiones que recibe una mujer es menor que el que recibe un hombre. ¿Qué hacer al respecto? Con este nuevo proyecto de Ley que busca una reforma previsional, se pretende disminuir esta brecha. Tanto el aporte a la clase media y el aporte específico para las mujeres, haría que esto cambiara.

Sí, son las mujeres las más beneficiadas con esta reforma. Según las cifras del gobierno, esta reforma beneficiaría a un 1.372.664, en comparación con los 844.235 que verían un beneficio (62% del total de beneficiarios son mujeres y 38% hombres)

Pero ¿por qué esta proporción? Porque actualmente, los beneficios que existen (Pilar Solidario y Pensión Básica Solidaria) benefician en su gran mayoría a los hombres y según el gobierno, “esto debe cambiar”.

Para el director del Centro de Encuestas de la Universidad Católica, David Bravo, el beneficio femenino que viviremos con esta reforma tiene una lógica: “Los beneficios deben aumentar con la edad y género, sobre todo si consideramos que las mujeres viven más que los hombres. Debemos pensar en el futuro”.

La suma de todos los beneficios

Hasta ahora y según lo que hemos explicado, las mujeres tomarían la delantera, pero ¿qué ocurre si sumamos todos los beneficios que ya existen y también los que incluye la nueva ley?

Si vamos a la suma del total de beneficios, nuevamente son las mujeres las más favorecidas. Entre el Pilar Solidario, la Pensión Básica Solidaria, el aporte a la clase media y el beneficio específico a las mujeres, serían 348.173 mujeres con un aumento en sus pensiones y sólo 312.000 hombres.

Sí, la brecha es corta, pero existe una diferencia. “Una de las características más importantes del Pilar Solidario es que a través de la PBS y del APS benefician significativamente más a las mujeres que a los hombres. Esto es básicamente porque la situación de las mujeres está mucho más deteriorada, tanto porque tiene menos recursos en la vía activa por tener una menor tasa de participación laboral” explica Bravo.

Por ahora esto son sólo cálculos y si bien hay rigurosos profesionales dentro de cada estudio, deberemos esperar por lo menos 10 años para ver si las cifras se cumplen.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *